Estudiantes de BETA PUCV desarrollarán juegos científicos para Ludoteca del cerro La Merced

Iniciativa se enmarca en el curso "Creación de juegos: gráficos, física y matemáticas".

05.09.2019

Con el objetivo de despertar la curiosidad científica entre los niños y niñas que visiten la Ludoteca del cerro La Merced, 19 estudiantes de BETA PUCV están desarrollando juegos que donarán al recinto creado por la fundación La Minga, tras el incendio de 2014.

Los y las estudiantes de 1° y 2° medio participan del curso ‘Creación de juegos: gráficos, física y matemáticas’, donde además de aprender conocimientos teóricos e interpretar gráficos para comprender ciertos fenómenos físicos, tienen el desafío de crear formas lúdicas basadas en estos conocimientos, para difundir la ciencia.

La profesora del curso, Milena Páez, mencionó que, en este primer acercamiento, conocieron el lugar y fueron recibidos por la profesora encargada, para comprender la metodología con la cual se trabaja y la importancia de su actividad.

“El objetivo era que se familiarizaran con el ambiente y visualizar cómo podrían realizar un proyecto para aportar científicamente en la ludoteca. Entonces luego de conocer todos sus lugares, tuvieron tiempo de concretizar si el proyecto que ellos pensaron era factible o no y en qué lugar físico lo van a implementar”, expresó la docente.

Estos juegos que quedarán permanentemente en el recinto, y entre los proyectos se cuentan ideas con la tabla periódica, el ciclo de las plantas, péndulos y equilibrios, entre otras.

“La idea es que despierten la curiosidad científica de los niños que asisten a ella. Visualicé en los estudiantes un gran entusiasmo por desarrollar estos proyectos porque se dieron cuenta que hay mucho arte de por medio, pero no necesariamente la ciencia está implícita en ella. Así que se sintieron con un gran desafío por cumplir: de llenar de ciencia este ambiente, sintieron la responsabilidad de que el proyecto va a ser utilizado por niños y que, por tanto, tenían que hacerlo bien”, afirmó la profesora.

En tanto, la coordinadora estudiantil de BETA PUCV, Marcela González, informó que este curso se incluye entre los de aprendizaje-servicio, en los cuales el currículum aprendido se demuestra a través del servicio a la comunidad.

“A través de esta salida pedagógica, ellos pudieron conocer a niños y adolescentes, que serán los beneficiarios directos del trabajo realizado, a partir de los aprendizajes logrados a través del curso. Esto se enmarca en el desarrollo de la prosocialidad que queremos desarrollar en BETA, que no sólo se desarrolle la parte cognitiva y académica, sino que de la misma manera que ellos compartan lo que aprendan, que sean personas activas y comprometidas con la sociedad”, afirmó la profesional del programa de talento académico.

Anita Lemus

Programa BETA PUCV