Profesionales de LIDERES EDUCATIVOS participan en acompañamiento a directores de escuelas durante su jornada laboral

“Director por un día” es el nombre de la iniciativa desarrollada por el Centro, en 16 escuelas y liceos de las regiones de Valparaíso y Metropolitana. El académico Mario Uribe, miembro de LIDERES EDUCATIVOS, destacó el aprendizaje obtenido en la experiencia y la comprobación en terreno de lo desafiante y compleja que es la actividad directiva.

07.12.2017

16 profesionales del equipo que conforma LIDERES EDUCATIVOS se encuentran participando de la actividad denominada “Director por un día”, desarrollada por el Centro con el objetivo de acompañar a un director/a en su escuela o liceo durante un día completo de su jornada laboral.

La iniciativa –que se extenderá hasta este jueves 7 de diciembre– surge a raíz de la necesidad de experimentar en lo cotidiano qué significa liderar una escuela; esto, porque se entiende que el conocimiento no sólo está en las universidades, o en los académicos, sino fundamentalmente en los establecimientos escolares. Con esta experiencia, el Centro puede contribuir construyendo respuestas a los problemas reales que los líderes educativos identifican en sus esfuerzos por mejorar la calidad de la educación pública.

En ese marco, 16 escuelas y liceos municipales de las regiones de Valparaíso y Metropolitana se sumaron voluntariamente a la actividad, que consideró establecimientos de Viña del Mar (5), San Felipe (3), Quillota (2), Santiago (2), Villa Alemana (1), San Antonio (1), Pudahuel (1) y Puente Alto (1).

El académico Mario Uribe fue uno de los miembros de LIDERES EDUCATIVOS que participó en la instancia, acompañando a Juan Ojeda, director de la Escuela Puerto Futuro en la comuna de Pudahuel. “Estar cerca de las prácticas cotidianas que llevan a cabo nuestros líderes es una valiosa oportunidad de aprendizaje para el Centro, que al mismo tiempo sirve para ratificar lo desafiante, compleja y motivadora que es la actividad directiva”, indicó.

En efecto, las indagaciones realizadas por LIDERES EDUCATIVOS dan cuenta de que las crecientes oleadas de accountability, la presión externa por alcanzar mejores resultados, el aumento de los indicadores de calidad, y los convenios de desempeño, entre otros, son fuertes estresores del trabajo diario para quienes están en posiciones de liderazgo escolar. A este escenario se suma el desprestigio de las escuelas públicas en Chile, lo que convierte en un gran desafío el liderar un establecimiento para producir mejoras en la práctica docente y, en consecuencia, en los aprendizajes de los estudiantes.

Uribe detalló que en su caso, acompañó al director Juan Ojeda de 07:30 a 17:00 horas, por lo que pudo comprobar in situ sus gestiones con el sostenedor, los profesores, alumnos y apoderados de la escuela. “Percibes un despliegue de capacidades profesionales muy amplio que tiene que tener un director, desde hablar profesionalmente con profesores sobre materias propias de sus prácticas, hasta vincularse pedagógica y afectivamente con los estudiantes, en situaciones cotidianas y otras más  difíciles, además de representar al establecimiento ante el sostenedor y el centro de padres”, destacó, acotando que “en terreno uno corrobora que se trata de una labor compleja, donde no existen días rutinarios, porque siempre hay acontecimientos positivos, estimulantes en lo pedagógico y en la convivencia, pero también hay circunstancias difíciles, sobre todo en escuelas ubicadas en sectores vulnerables”.

Álvaro González,  Coordinador de Liderazgo Sistémico de LIDERES EDUCATIVOS, acompañó por su parte a Marcela Arenas, directora del Centro de Educación de Adultos de Limonares (Viña del Mar), “un espacio muy poco común de acción dentro de nuestro Centro, pero que tiene problemáticas muy similares a las que vemos en otro tipo de establecimientos de educación básica o media. Es relevante ir visibilizando también estos otros liderazgos, que son muy importantes para el país, considerando que hay un alto porcentaje de jóvenes y adultos que no han terminado su educación formal en Chile, por lo que la labor de este tipo de establecimientos es también muy trascendental”.

Por Diego Trujillo

LÍDERES EDUCATIVOS