Geografía: Profesora participó en taller internacional sobre el patrimonio industrial de la bahía de La Habana

La académica Marion Steiner se reunió con el equipo del Plan Maestro de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y con la sección cubana del Comité Internacional para la Conservación del Patrimonio Industrial.

24.01.2019

La profesora del Instituto de Geografía de la PUCV, Marion Steiner, asistió a fines de noviembre a un importante encuentro internacional, aceptando una invitación de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (Cuba), donde tuvo la oportunidad de reunirse además, en su función de miembro de la Junta Directiva del Comité Internacional para la Conservación del Patrimonio Industrial (TICCIH en inglés), con la sección cubana de TICCIH. En ambas ocasiones, la experta pudo apreciar los grandes esfuerzos de sus colegas en Cuba para preservar la herencia cultural del país.

Junto con el equipo del Plan Maestro de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y representantes de varias instituciones territoriales, la académica de la PUCV participó en un taller internacional sobre el patrimonio industrial de la Bahía de La Habana. La actividad fue organizada en el marco de un proyecto internacional de transferencia de buenas prácticas dirigido por la fundación Tecnalia del País Vasco, España, con fondos del gobierno vasco y la Unión Europea.

“La Habana Vieja y sus fortificaciones han sido declaradas Patrimonio Mundial en 1982 y cuando el gobierno cubano reubicó el puerto viejo de La Habana y abrió el nuevo puerto en 2014, la UNESCO solicitó definir las zonas de amortiguamiento en el plan de gestión del sitio del Patrimonio Mundial existente. La ocasión fue utilizada por la Comisión Nacional de Monumentos para declarar 2 mil hectáreas de tierra y agua en la bahía de La Habana como un área de monumentos y reserva natural de importancia nacional”, añadió la profesora Steiner.

PLAN DE GESTIÓN PATRIMONIAL

Desde 2014, la ciudad de La Habana comenzó a desarrollar un plan de gestión para el desarrollo integrado y sostenible de la bahía, lo que representa un gran desafío sabiendo que la isla se está abriendo al turismo internacional masivo. Ante el aumento de los precios de la tierra, la ciudad quiere beneficiarse de las nuevas oportunidades para el desarrollo económico, junto con mantener el extraordinario patrimonio industrial y natural de su bahía.

Durante el taller, se presentó el estado actual del proceso de elaboración del plan de gestión y se discutieron los próximos pasos. Después de una descripción general sobre la conservación del patrimonio industrial en Cuba por Ilka Pell del Consejo Nacional del Patrimonio Cultural, Kiovet Sánchez del equipo del Plan Maestro presentó los resultados de la extensa investigación que este equipo ha estado realizando desde hace años para preparar el Plan de Manejo para el patrimonio cultural en la bahía de La Habana.  

El trabajo ha sido apoyado en los últimos años por la Unión Europea y la Ciudad de Barcelona en el marco del proyecto Gestión integrada participativa y sostenible para el desarrollo local del Barrio Histórico y la Bahía de La Habana.

Junto con una amplia variedad de partes interesadas institucionales y las comunidades locales, un grupo de trabajo interdisciplinario analizó no solo los elementos físicos sino también las características culturales, económicas, sociales y ambientales.

“Como resultado, se harán propuestas concretas para la protección de áreas paisajísticas especialmente valiosas y el desarrollo sostenible de la bahía de La Habana. El Atlas del Patrimonio Cultural contiene, entre otras cosas, un inventario de los elementos culturales tangibles e intangibles. En lo que respecta al Patrimonio se han analizado cinco sistemas paisajísticos diferentes y complementarios en la bahía. Esto servirá para estructurar el plan de gestión, cuyo objetivo es preservar las relaciones y conexiones más valiosas de la bahía con el casco antiguo de La Habana y el Mar Caribe”, recordó la experta.

La académica de la PUCV fue invitada a La Habana para hablar sobre su experiencia en la región del Ruhr en Alemania con el patrimonio industrial como herramienta para el desarrollo regional sostenible.

“En particular, presenté el trabajo que se está realizando allí desde la apertura de la Ruta turística del patrimonio industrial en 1999 y también expliqué los contextos anteriores, especialmente la Exposición Internacional de la Construcción ´IBA Emscher Park´ y los nuevos desarrollos que han culminado en el actual proyecto de postular el Ruhrgebiet como paisaje cultural industrial al Patrimonio Mundial. Aunque las situaciones financieras en Cuba y Alemania son, por supuesto, fundamentalmente diferentes, el ejemplo práctico de la región del Ruhr de cómo configurar y administrar de manera continua una red turística de rutas a escala regional, demostró ser muy interesante para los participantes del taller que representaron a diferentes instituciones y comunidades locales que están trabajando juntos para mejorar la visibilidad del patrimonio industrial en la bahía de La Habana”, concluyó.

Dirección General de Vinculación con el Medio