Valparaíso Smartcity: Innovaciones tecnológicas para una ciudad inteligente

Sistemas de iluminación de cruces peatonales, la Ciudad Puerto vista desde la realidad aumentada, máquinas de ejercicio generadoras de energía eléctrica limpia, y un sistema de reciclaje para revalorizar aparatos electrónicos; son algunos de los emprendimientos que obtuvieron fondos provenientes del Proyecto Ingeniería 2030 de la Facultad de Ingeniería de la PUCV, para implementar sus prototipos y dar vida a ideas innovadoras.

Una ciudad inteligente, o Smart City, es aquella que por medio de la aplicación de tecnología se transforma en una localidad más eficiente en el uso de sus recursos, ahorrando energía, mejorando los servicios entregados y promoviendo un desarrollo sustentable, solucionando los principales problemas a los que se ven enfrentados los ciudadanos; logrando así que las personas mejoren su calidad de vida.

Convertir Valparaíso en una ciudad inteligente es el desafío que plantea la convocatoria Valparaíso Smartcity - que contó con el apoyo de Corfo, la Ilustre Municipalidad de Valparaíso, la Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados de la PUCV, el Hub Global, Chrysalis y el Proyecto Ingeniería 2030 de la Facultad de Ingeniería de la PUCV- que busca resolver problemáticas puntuales de la ciudad. Las ideas de negocios más innovadoras y de alto potencial de crecimiento fueron seleccionadas, entre ellas seis emprendimientos de académicos y estudiantes de la FIN-PUCV, quienes obtuvieron fondos otorgados por el Proyecto Ingeniería 2030 para la implementación de sus prototipos.

Uno de ellos es Zebra, sistema de iluminación de cruces peatonales que detecta cuándo una persona se acerca al cruce, activando una alerta luminosa de prevención para los conductores y peatones. Su finalidad es prevenir y reducir accidentes como atropellos a peatones y choques por alcance entre vehículos, en su mayoría provocados por la imprudencia del peatón y la baja visibilidad en las rutas, entre otros factores determinantes de riesgo.

Zebra es desarrollado por los académicos de la Escuela de Ingeniería en Construcción: Leonardo Barrientos, Hernán Pinto, Alvaro Peña (también Director de la Escuela), Pamela Castro; y los estudiantes Esteban González, José Lemus y Camilo Valle. "El proyecto incorpora diversos sensores, entre ellos detección de presencia humana y de movimiento en la proximidad al cruce, con la finalidad de detectar cuándo una persona quiere cruzar. Esto activa la señal luminosa para advertir a los conductores", explica el académico Leonardo Barrientos.

Proyectos de alertas inteligentes en pasos peatonales ya han sido implementados en países y ciudades de Europa y Asia. Casos conocidos son la aplicación de smart cities en Londres, Cataluña, Tarragona y Valencia. En nuestro país, sin embargo, no existen grandes registros de utilización de esta tecnología en sistemas de tránsito. Zebra busca ser un proyecto innovador, comprendiendo el comportamiento peatonal y logrando que la tecnología se adapte a ello, considerando un funcionamiento alineado y complementario a la señalética y su uso habitual.

VALPARAÍSO DESDE LA REALIDAD AUMENTADA
Hacer más inteligente el intercambio de información entre las personas y la ciudad de Valparaíso es la propuesta de Nueva Mirada, emprendimiento creado por Melissa Ulloa y Juan Antonio Correa, ambos estudiantes de Ingeniería Civil Electrónica, con el cual se busca dar soporte tecnológico a los usuarios para que se comuniquen a través del entorno mediante la tecnología de realidad aumentada. Se trata de una aplicación para smartphone y tablet de realidad aumentada, que interactúa con un marcador situado en algún punto de la ciudad, y entrega información digital mezclándola con la real, la cual se logra observar con la cámara del dispositivo móvil cuando se ejecuta la aplicación.

¿Cómo funciona? "Un grupo de usuarios apunta a un marcador con su smartphone o tablet, en el cual se ejecuta el software de realidad aumentada. Si el marcador está cerca del smartphone, entrega la información necesaria al software, para que se visualice en el dispositivo la información del entorno aumentado cercano al marcador, en forma de realidad aumentada", explica Juan Antonio.

La utilización de este sistema, según el estudiante, implicaría múltiples beneficios. "El proyecto le dará valor a todas las cosas, los lugares, los espacios de la ciudad que cuenten con un marcador establecido, permitiendo obtener información más amena, tecnológica y oportuna", afirma.

ENERGÍA ELÉCTRICA LIMPIA
Otro proyecto de innovación tecnológica es Samsø, creado por el grupo interdisciplinario compuesto por: Maverick Gayoso (Ingeniería Civil Industrial), Felipe Almonacid (Ingeniería Mecánica), Daniel Lagos (Ingeniería en Informática), Sergio Garcés (Ingeniería en Control de Sistemas) y Sebastián Saavedra (Diseño Industrial); con el objetivo de aumentar los niveles de actividad física y generar conciencia energética en las personas.

El proyecto consiste en el diseño y creación de una bicicleta estática capaz de generar energía eléctrica limpia, y permitir sustentar un sistema de carga de dispositivos móviles e internet gratuito. El proyecto incluye una aplicación móvil que proporciona datos reales de la actividad física realizada. Además, para incentivar aún más el ejercicio, entregaría descuentos o puntos a los usuarios, los que dependiendo de las marcas que auspicien o implementen el sistema se podrían canjear por diferentes beneficios, como créditos para el transporte por aportar con energía, que podrían ser utilizados, por ejemplo, en metro, troles y funiculares de Valparaíso.

"Buscamos solucionar el tema del sedentarismo con algo que incentive la práctica constante de actividad física, pero no de manera directa, sino que saldando otros problemas, como la carga del teléfono y conexión a internet. Una persona podría realizar cinco minutos de pedaleo y obtener conexión gratuita", explica Maverick.

TRATAMIENTO DE E-WASTE
La tendencia mundial en cuanto al rápido desarrollo tecnológico ha dejado como consecuencia una creciente generación de desechos electrónicos (e-waste). Chile no es ajeno a esta realidad, y como solución a esta problemática surge RevaluEwaste. "Consiste en la implementación de una planta revalorizadora de residuos electrónicos, que responda principalmente, y en una primera etapa, a la demanda medioambiental de la región de Valparaíso, para luego expandirse al tratamiento de residuos de otras regiones, permitiendo que tanto grandes como pequeñas y medianas empresas puedan resolver sus problemas de revalorización de viejas tecnologías", explica Valentina Concha sobre el emprendimiento.

Lo que diferencia a RevaluEwaste de otras plantas recicladoras, es que este proyecto en particular busca que el proceso de revalorización se lleve a cabo dentro del país, sin la necesidad de exportar los desechos, disminuyendo así la huella de carbono que acarrean al ser exportados a países como Bélgica. Los aparatos electrónicos obsoletos serán sometidos a procesos mecánicos de desarme, para luego ser tratados a través de procesos hidrometalúrgicos en etapas y con diferentes tipos de reactivos, para conseguir la extracción de los metales valiosos, en su mayoría cobre, y en menor cantidad plata, oro y platino.

Con la implementación de este proyecto también se busca lograr satisfacer la demanda de empresas que deban tratar sus residuos tras la aprobación de la Ley de Fomento al Reciclaje, y agregar valor a la gestión de e-waste en el Gran Valparaíso, integrando a los recicladores de base y a personas naturales. El equipo de trabajo de RevaluEwaste está compuesto por Eduardo Meyer, académico de la Escuela de Ingeniería Química; y Valentina Concha y Gabriel González, ambos memorista de Ingeniería Civil Química.

El Proyecto Ingeniería 2030 de la Facultad de Ingeniería de la PUCV apoyó a otros dos proyectos postulantes a la convocatoria Valparaíso Smartcity, el primero enfocado en la recolección inteligente de la basura orgánica para venta y/o procesamiento para generar compost; y el segundo, un sistema de geolocalización que permitiría obtener información referente a la ubicación de una unidad de transporte y frecuencia de la locomoción colectiva. Estas iniciativas han sido apoyadas desde el Proyecto Ingeniería 2030, en su búsqueda de potenciar la innovación y el emprendimiento en la Facultad de Ingeniería.

Por Vanessa Varas P.
Facultad de Ingeniería