PUCV ofrece atención oftalmológica y primeros auxilios a afectados por incendio

En el Campus Curauma se continúa entregando agua y alimentos a los equipos de emergencia que trabajan para mitigar el impacto del fuego.

18.11.2019

Más de 2 mil hectáreas quemadas, 500 casas evacuadas, 300 voluntarios de bomberos y 500 brigadistas de CONAF son algunos de los números que han marcado el gran incendio que ha afectado de manera particularmente agresiva al sector de Curauma en la región de Valparaíso durante los últimos días.

Desde el viernes de la semana pasada se generó un fuerte siniestro en la zona de Llampaiquillo, el que se propagó rápidamente y el fin de semana reciente el fuego puso en peligro a tres condominios del sector y se extendió peligrosamente a las cercanías del Campus Curauma de nuestra Universidad. 

Al respecto, la PUCV ha puesto a disposición de la comunidad y de los equipos de emergencia que trabajan en el lugar, un espacio de primeros auxilios y de atención oftalmológica, este último con el apoyo de la carrera de Tecnología Médica.

Desde el sábado 16 de noviembre, el Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, ONEMI, CONAF, el área de Salud de la Corporación Municipal de Valparaíso, Policía de Investigaciones, Carabineros, ESVAL y representantes de la Intendencia de Valparaíso establecieron un centro de operaciones a un costado de las canchas del Campus Curauma de la PUCV donde han planificado y distribuido sus esfuerzos para controlar la emergencia.

DECANO: “FORMA PARTE DEL SELLO VALÓRICO DE LA UNIVERSIDAD”

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias de la PUCV, Manuel Bravo, señaló que “hemos recibido a bomberos, brigadistas y personal del SAPU en un punto de atención con primeros auxilios, atención oftalmológica y apoyo kinesiológico. Quienes realizan este trabajo de forma voluntaria y desinteresada son académicos, estudiantes y ex-alumnos de las carreras de Tecnología Médica y Kinesiología de la Facultad de Ciencias”.

En la PUCV se reciben a los voluntarios de bomberos, quienes ocupan las dependencias de la Universidad, se les efectúa una evaluación ocular y curaciones (en caso de que lo requieran) y los rescatistas además pueden comer, hidratarse y así reponerse para continuar el combate al fuego. 

“Para nosotros es un orgullo colaborar con los voluntarios que se sacrifican y dan la vida por apagar los distintos focos de este incendio que ya lleva varios días. Esto forma parte del sello valórico de nuestra Universidad, donde se ponen los saberes y capacidades de la Facultad de Ciencias al servicio de la comunidad”, expresó el profesor Bravo. 

En esta línea, la directora de la carrera de Tecnología Médica, Ariane Lüttecke, agregó que la Universidad ha enviado almuerzos a los voluntarios, mientras que los funcionarios de la PUCV y los residentes de los alrededores han mandado alimentos para los voluntarios.

“A propósito del incendio que estuvo a metros de afectar las instalaciones de la Carrera de Tecnología Médica, el Núcleo Biotecnología Curauma (NBC) y el Centro Regional de Estudios en Alimentos Saludables (CREAS), acudieron al lugar diferentes autoridades de la PUCV y varios profesores que se dispusieron a ayudar. En la ocasión, surgió espontáneamente un centro de apoyo y acopio en el casino del Campus Curauma, donde a través de la carrera de Tecnología Médica y la Facultad de Ciencias se ofrecieron diferentes tipos de ayuda”, concluyó la directora.

Finalmente, Bomberos de Valparaíso a través de sus canales de comunicación agradeció públicamente a la PUCV y a los encargados del Campus Curauma por "la generosidad de proporcionar alimentación a nuestro personal que combate los siniestros forestales en dicho sector". 

Dirección General de Vinculación con el Medio