Conversatorio aborda los desafíos de las prácticas profesionales en contextos solidarios

Actividad fue organizada por el Observatorio de Responsabilidad Social Universitaria.

08.05.2018

Las prácticas profesionales son el espacio donde los estudiantes traspasan el límite del aula y tienen el primer contacto con la realidad, en la que se desenvuelven como profesionales. Se corresponden con espacios de la formación universitaria privilegiada, que no es replicable en el aula; y tienen correspondencia con el significado y alcance prospectivo del ejercicio socialmente responsable de la profesión.

Ésta fue la idea central del segundo conversatorio organizado por el Observatorio de Responsabilidad Social Universitaria, dependiente de la Vicerrectoría de Desarrollo de la PUCV y coordinado por la profesora Gladys Jiménez.

Durante la jornada confluyeron cuatro propuestas curriculares presentadas por: Sra. María Lorena González Reyes de Ingeniería de Alimentos, Dr. Luis López Quijada de Ingeniería en Construcción, Mg. Carola Rojas Aravena de Educación Parvularia, y Dr. Edgardo Toro Quezada de Trabajo Social.

Y es que toda profesión es una actividad ética que busca contribuir a un bien específico en la sociedad. El estudiante tiene oportunidades de reflexionar en diálogo con sus profesores y empleadores acerca de la profesión y como los espacios formativos promueven su sentido.

Asimismo, la práctica profesional es el espacio que integra en contexto la formación técnica con la formación integral, representando una experiencia vital que es gravitante en el ejercicio profesional; en tanto tal, implica que se está haciendo o procurando a otros el bien propio de su actividad profesional y que, por lo mismo, puede experimentar la satisfacción que acompaña a la experiencia de hacer el bien a los demás y sentirse realizado ejerciendo su profesión.

 “Fue una oportunidad de diálogo que permitió abordar los puntos de encuentro y divergencia, en torno a una actividad común en la institución como es la práctica profesional, en el marco de la formación de pregrado. Se reflexionó acerca de los paradigmas curriculares que subyacen a ellas y los enfoques que tensionan la autonomía de los practicantes y un mayor o menor acompañamiento/supervisión/mentoría de la actividad”, sostuvo al respecto Gladys Jiménez.

Cuáles son los desafíos que tensionan al mundo académico desde la realidad profesional, cómo la reflexión curricular retroalimenta la formación y qué oportunidades existen en nuestra institución para la gestión del proceso de práctica fueron algunas de las propuestas de los panelistas.

La invitación que dejó abierta la actividad fue romper con el mito que se necesitan profesionales socialmente responsables solo en contextos de vulnerabilidad, específicamente de pobreza, a partir de la convergencia de los presentes que la formación universitaria requiere ser situada, vinculada a los contextos del territorio y anclada sobre el cimento valórico que demanda un actuar trascendente de la vocación de servicio para los otros, sin distinción.

Dirección General de Vinculación con el Medio