"Expomin ha ido creciendo Junto con la industria minera"

Carlos Parada, director ejecutivo de Expomin y alumni de ingeniería en construcción, habló con La Tercera sobre la evolución de este encuentro, el escenario de la minería, los desafíos en esta materia y algunas novedades de esta feria, que en 2018 cumple 15 años.

Expomin hoy se perfila como uno de los dos eventos mineros más importantes del mundo. Uno de los factores que explican este éxito, es que se trata de un encuentro que ha ido creciendo a la par con la industria. Esta es la visión de Carlos Parada Meyer (58), ingeniero constructor de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, MBA de la Universidad Técnica Federico Santa María, quien es director ejecutivo de Expomin, desde el 2002, pero lleva más de dos décadas al interior de esta organización y conoce cada detalle de esta feria internacional del área minera que se realiza cada dos años en Santiago.

¿Cómo ha sido la evolución de Expomin desde su primera versión en 1990 hasta el día de hoy? Expomin nace en un periodo en que se abre la minería nacional a inversiones internacionales y se empiezan a visualizar grandes proyectos. Ese año fue un evento importante, pero mucho más pequeño de lo que es hoy. Siempre fue una feria bienal y en esa época la minería no era ni la cuarta parte de lo que es actualmente. Partimos con 400 empresas expositoras en 1990 y hoy tenemos aproximadamente 1.300, en 2014, uno de los años peak tuvimos 1.700.

¿Cuál es el valor que tiene Expomin? Una de las virtudes es que Expomin ha ido creciendo junto con la industria minera. Hemos logrado desarrollar un evento ferial orientado a la minería y que responde a las demandas de este sector en sus distintas etapas, periodos buenos, malos y más o menos. A la larga Expomin siempre tiene algo que aportar.

¿Cómo usted evaluaría el momento actual de la minería chilena y/o internacional? Hay una mirada positiva de los inversionistas, pese a que estamos saliendo de un ciclo de precios bajos a nivel mundial de muchos de los metales que se transan. Existe una intención de retomar ciertos proyectos que quedaron detenidos hace algún tiempo, dos o tres años atrás. De hecho, muchos ya están encaminados.

¿Qué desafíos y perspectivas hay en la industria minera? Grandes. La industria minera requiere ser cada vez más cercana a las comunidades, a la sociedad en general. Las comunicaciones son mucho más potentes que décadas atrás. La gente está más informada sobre lo que pasa. Nuestra minería se ve poco, está en la zona norte, en el desierto, en la montaña, no hay una mayor interacción con la sociedad.

Este es un tremendo desafío. Otro sería, ¿cómo este sector logra estándares y una relación con su entorno mucho más armónico que permita su desarrollo? Porque Chile nació como un país minero, ha sido y lo seguirá siendo muchos años más. Esta industria tiene que buscar esos espacios y fortalecerlos. Así también otro reto es ofrecer condiciones para que la juventud opte por desarrollarse profesionalmente en esta industria. Hoy trabajar en el desierto, en la montaña, no es tan motivador como trabajar en la ciudad, donde probablemente la movilidad es más fácil.

Algunos de los países participantes como Estados Unidos, Alemania, Canadá, Australia Sudáfrica y Finlandia han tenido minería en su historia, pero hoy se dedican a desarrollar tecnología para esta industria y a exportarla. Cuando la minería extractiva chilena baje en su intensidad respecto del mundo productivo sería una buena opción seguir el ejemplo de estos países. Chile podría exportar su conocimiento en este sector a países que estén en una etapa inicial. Seguramente en veinte o treinta años más otras latitudes del mundo van a ser explotados en términos mineros como África, que actualmente por sus condiciones políticas no es tan atractiva, pero en el futuro esto puede cambiar. Y Chile va a tener la oportunidad de estar presente, con su experiencia y oferta de soluciones.

¿Cuánto tiempo tomó la planificación de la feria de este año? Nosotros partimos planificando esta edición desde hace dos años. Se inicia viendo el contenido que tendrá, aspectos como quien va a ser el presidente del congreso, los lincamientos que él y el comité organizador quieren plasmar. A partir de esto se delinea el programa de conferencias. Luego viene la promoción internacional, donde mantenemos contacto con los 34 países participantes.

¿En qué consiste el convenio con el Centro de Marketing Industrial de la Universidad de Chile? La verdad es que muchas empresas expositoras participan en Expomin por su importancia, pero sin un objetivo muy estructurado. Estamos trabajando desde la versión pasada en hacer una evaluación de satisfacción de nuestros visitantes respecto de los expositores. Esto nos permite ver cómo se prepara el expositor y se organiza para recibir a los visitantes. De esta manera, le damos más herramientas para que el contacto con los asistentes sea más efectivo. Nosotros les ayudamos a que tengan contactos comerciales o que hagan negocios con el público visitante.

*Entrevista publicada por Diario La Tercera el día Lunes 23 de abril de 2018
por Jorge Aliaga Sandoval
*Fotos Prensa Expomin