Creatividad para llevar el diseño industrial a una alianza con la medicina

El emprendimiento de la ex alumna de la Escuela de Arquitectura y Diseño, Carolina Chávez, es un start-up financiado por Corfo.

El nombre es Plan 3D porque en esta empresa se hacen diseños tridimensionales de órganos humanos, algunos para ver en pantalla de computador y otros que se imprimen a escala real. Y la creadora y directora general de este innovador emprendimiento regional es Carolina Chávez (27), diseñadora industrial egresada de la Escuela de Arquitectura y Diseño PUCV.

"Nosotros lo que hacemos es apoyar a los cirujanos para que puedan operar casos complejos a través de estas nuevas herramientas de planificación digital. Entonces obtenemos exámenes de los pacientes, procesamos esos archivos y generamos modelos 3D", explica. "El doctor puede operar directamente en la pantalla y también podemos imprimir los modelos que le sirven directamente como moldes o como guías para operar de mejor manera".

La empresa la completan otro ex alumno de la carrera de Diseño Industrial, Cristián Navarro, y el papá de Carolina, Carlos Chávez, "que es médico cirujano. El hace endoscopías, entonces necesitaba un modelo de parte del sistema digestivo. Le dijimos que porqué no lo hacíamos en digital, en 3D, dibujándolo. Fue algo medio intuitivo, medio ilógico, un poco lúdico, con la intención de probar cómo funcionaba. Finalmente seguimos investigando, le dimos la vuelta al asunto y descubrimos toda la tecnología y los conocimientos que habían detrás de esto".

Para la profesional, la búsqueda que la llevó a Plan 3D tiene que ver con el espíritu de la Escuela de Arquitectura y Diseño. "Aprendí a tener una visión bien única respecto de otras universidades, en el sentido de que te enseña una manera de enfrentar tu vida, no sólo el oficio o la profesión que te está enseñando, sino que una forma de vivir en la cual te cuestionas las cosas en que estás trabajando, tu vida personal, cómo trabajar en grupo, y que dice que el oficio se relaciona también con tu vida social, con el juego, con las comunidades".

"En ese sentido, creo que una de las cosas que me marcó (de haber estudiado en la PUCV) fueron las 'travesías'", dice Carolina Chávez. "En la Escuela de Arquitectura se hacen unos viajes por cada curso que se llaman 'travesías', y en primer año hicimos una hacia el interior de la cordillera, en Linares. Ese viaje me marcó mucho porque fue súper extremo, por el hecho de que íbamos a un lugar bien inhóspito y tuvimos que construir todo lo que necesitábamos para vivir: el campamento, una obra en el mismo lugar (...) Ahí está el tema de la creatividad, el descubrir cosas nuevas a las que uno no está acostumbrado en la vida cotidiana. Tu estructura y tu mente se ponen en una situación súper distinta".

Con la Universidad, el vínculo de la diseñadora no es sólo formativo. Plan 3D es una start-up financiada como proyecto Corfo y nacida al amparo de Chrysalis, incubadora de negocios de la PUCV. También ha hecho clases en su ex -Escuela: "Estuve como profesora ayudante en el Magíster, antes, y después trabajé en el Aconcagua FabLab, que es un laboratorio de fabricación digital móvil, un proyecto de Arquitectura y Diseño, que dio paso al emprendimiento que después realizamos (...) Trato de ser cercana a los alumnos por el hecho de que soy joven, de poder poder transmitirles lo que aprendimos y lo que estoy haciendo".

Revisa el sitio web de Plan 3D